ONUS! Roma vs Cartago

0 Flares 0 Flares ×

Emblema CartagoLos cartagineses eran un pueblo de comerciantes que no sentían ninguna devoción hacia la guerra, solo la empleaban como último recurso.
Los generales podían ser cesados después de una derrota e incluso en los primeros tiempos de Cartago, ser crucificados. En los tiempos de la segunda guerra Púnica dejó de suceder y los estrategas derrotados eran sólo apartados del mando.

Sus fuerzas armadas tenían dos pilares fundamentales: la marina de guerra y el ejército.

El ejército estaba formado por: Las fuerzas propias, fuerzas aliadas y fuerzas mercenarias.

Las fuerzas propias. Incluían los ciudadanos que estaban obligados a ejercer el servicio militar para defender a la propia ciudad en caso de amenaza directa. El reclutamiento local, fue desapareciendo paulatinamente. Los ciudadanos pagaban impuestos para evitar ser soldados y con este dinero se contrataban mercenarios. En la batalla de Zama y en la tercera guerra Púnica volvieron a usarse tropas propias.

Los libio-fenicios eran la única etnia bajo el dominio cartaginés, y estaba obligada por ley a suministrar soldados a la metrópoli. En la península Ibérica, a los descendientes de los fenicios y locales, también se les denominó libio-fenicios y se les concedieron los mismos derechos.

Las fuerzas aliadas. Los contingentes aliados, como la famosa caballería númida, eran aportados por pueblos o sus príncipes y permanecían agrupados por naciones, combatiendo según sus propios métodos y costumbres. Tuvo aliados en Hispania, galos e itálicos, principalmente.

Los mercenarios. Desde mediados del siglo VI a.C, como consecuencia de la reforma militar de Magón, contingentes de mercenarios fueron incorporados al ejército cartaginés. Los mercenarios desempeñaron un papel notable en muchas de las guerras y su número aumentó con el tiempo, siendo su origen muy diverso: libios, ligures, corsos, etruscos, griegos, itálicos, iberos y galos. Su lealtad no era hacia Cartago sino hacia el general que los mandaba. Se reclutaban individualmente o por grupos, y recibían una paga. Algunos llegaron a ser muy buenos soldados al servir durante años.

El ejército estaba compuesto de caballería, infantería e ingenieros para el sitio de ciudades y cruce de ríos.